Hablamos en la radio sobre… LA ALIMENTACIÓN INFANTIL

¡Hola a tod@s!

Después de la pequeña charla en la radio con Patricia (¡gracias!) en su programa “A contracorriente” sobre el tema de la alimentación infantil, quisiera haceros un pequeño resumen y enseñaros las estrategias de las que hemos hablado para ser más conscientes de la alimentación de nuestros peques, e ir haciéndola cada vez más equilibrada.

Aquí tenéis la grabación del programa, por si preferís escucharlo! Aunque a continuación os dejo algunas cositas que se nos quedaron por decir!

http://www.ivoox.com/the-big-bag-teacher-alimentacion-audios-mp3_rf_23630569_1.html 

Durante el post iremos poniendo actividades y al final, unos cuantos libros y cuentos para trabajar la alimentación y los buenos hábitos! ¡Os encantará!

Es un tema muy complicado porque hay tantos factores que dependen de la actitud de un niño o niña frente la comida, hay a niños que les cuesta horrores lanzarse a probar nuevos alimentos, otros que apenas tienen apetito y muchas veces dentro de una misma familia, recibiendo todos la misma educación, cada uno se comporta frente a los alimentos de una manera diferente.

Recuerdo el ejemplo que pone mi cuñada (un besito! me hizo mucha ilusión saber que me lees!!) la cual, siempre recuerda que de pequeña y hasta bien mayor, no comía nada – y su madre es una persona que cocina de forma suprema, nadie se resistiría a un plato suyo – y ella cuenta “los malabares” que tenían que hacer para que comiera algo.

Incluso, a veces, cuando les dejas solos con un plato, te sorprenden enormemente…

Lo que vengo a decir que es un tema complicado, que podemos esforzarnos mucho, pero hay niños o niñas que se les hace realmente cuesta arriba, por muchos factores positivos que tenga a su alrededor.

Por eso vamos a dar pequeñas ideas u orientaciones con las que espero ayudar, si a vuestros peques les cuesta un poquito la hora de la comida. ¡Soy la primera que levanto la mano! “N” come mucha cantidad, pero todo aquello que no le gusta, se le hace un mundo y se cierra en banda a probarlo, así que reconozco que andamos siempre intentando probar nuevas estrategias y formas de enfocar el momento de comer sano 🙂

Si tenéis cualquier sugerencia, consejo, “Tips”,… podéis escribirlo en comentarios!! Será muy bienvenido 🙂

Me gustaría empezar hablando de algunas estrategias para ir introduciendo nuevos alimentos o para que acepten la fruta, la verdura, legumbres, pescados… ciertos grupos de alimentos a los que en ocasiones se niegan a comer.

¿Qué podemos hacer con el niño o la niña?

1. Que sea consciente de la importancia del proceso de alimentación.

La comida no puede llegar al plato sin más, sin saber de dónde viene, y tener en cuenta que la alimentación no es masticar y digerir, es un proceso más complejo que abarca desde que adquirimos el alimento, dónde, porque elegimos cada alimento, lo que nos aportan, su preparación, el ritual de poner la mesa, comer tranquilos, sentados, sin prisas, sin analgésicos que les hagan evadirse y no ser conscientes de lo que comemos (tablets, televisión…).

Y sobre todo, que la alimentación es importante en todos los sitios, en casa Y en el cole (no es cosa de unos u otros) vayamos donde vayamos, porque es importante para nuestra salud y estar en un buen estado físico, y eso hay que hacerlo creando buenos hábitos que desarrollaremos allá donde estemos.

Quizás también sería importante hacer un proceso real, con cantidades que realmente vayan a comer, no las que nos gustaría que comiesen, para luego tirarlas. Poco a poco incrementaremos la cantidad y la frecuencia.

2. Que se involucre más en el proceso de elaboración.

Cortar pequeños trozos de fruta con un cuchillo infantil, lavar las verduras, poner los garbanzos a remojo, batir los huevos,… hay muchas actividades que ellos pueden hacer dentro de la cocina y que son completamente seguras. Siempre que nos ayude en la cocina deberemos explicarle los riesgos que existen.

3. Que elija entre varias opciones.

A veces no les damos opción y a veces es que no hay muchas opciones, pero es bueno al principio, cuando estamos introduciendo alimentos que no son mucho de su agrado, dejar que ellos puedan escoger entre un par de opciones a ver qué les apetece más. Es una forma de intentar animarles y que no lo vean como una imposición.

4. Que acuda a hacer la comprar.

Es bueno que participe en todo el proceso, que vaya a la frutería y vea la gran variedad de frutas y verduras que existe, puede verlas y elegir alguna que le resulte apetecible, en muchas ocasiones las frutas y verduras aparecen en sus platos sin saber de dónde vienen. Puede observar, preguntar sus curiosidades, elegir alguna, pesarla, poner la etiqueta,… es un proceso en el que disfrutan y les acercan de una forma positiva a estos alimentos.

5. Respetar si un alimento resulta realmente angustioso para él.

Todo el mundo tenemos ese alimento que se nos resiste y que de pequeño, incluso crea angustia, lechuga, espinacas, coliflor*,… son alimentos con sabores muy fuertes y texturas que a algunos niños crean una sensación incómoda en la boca, que vemos que realmente le crea angustia. Podemos respetar y hablarlo con él o ella, si ese alimento no le resulta nada agradable, juntos, podéis buscar otro, respetaremos ese, pero tendrá que comer otro en su lugar. Hay una gran cantidad de frutas, verduras, legumbres… para poder variar.

*Son los que se me resistían, y mucho, de pequeña.

6. Hacer la comida más atractiva.

Hay muchas formas de hacer más chulo un alimento, a veces nos pasa hasta a los adultos, los niños con más razón. Podemos hacer plátanos de minions, un plato de fruta haciendo un dibujo, el montón de arroz como si fuera un volcán con tomate…

IMG_7474

SE ME OLVIDÓ COMENTARLO EN LA RADIO! Plátanos Minions!!!! Con estos plátanos empezaron mis hijos a querer llevar frutas al cole 🙂 SON LOS PLÁTANOS ESTRELLA DE CASA!! A veces es una cosa bien simple!

UN TRUCO! Si se llevan plátano al cole, para que sean más autónomos en pelarse el plátano sin pedir ayuda, haz una pequeña marca en la parte superior con el cuchillo, explícale al peque que con ese cortecito si él tira ya saldrá sola la cáscara.

7. Hacer más variada la alimentación.

Hay una cosa que me sorprendió mucho en Suiza: los desayunos que llevan los niños al colegio. Ninguno lleva bollería, ni chocolates, está mal visto y aún y así llevan desayunos de lo más variado. Van todos con su caja para no usar papeles de aluminio ni plásticos desechables, y cada día llevan algo diferente: frutos secos de todo tipo, todo tipo de fruta, incluso alguna verdura o tubérculo como zanahoria, tomate o pepino, llevan queso, tortitas de arroz, palitos de pan, agua… Evitan los peores alimentos que además son los que nosotros más consumimos: bollería, zumos envasados y embutidos.

Yo que pensaba que mis hijos llevaban desayunos saludables al cole… ¡¡tuvimos que esforzarnos aún más!! 🙂

8. Ser más conscientes de la importancia de los alimentos. Juego.

A los niños les resulta todo más fácil jugando, por ello podemos hacer un pequeño juego en casa o en el cole para hacerles más conscientes de la alimentación que llevamos a cabo y de su necesidad para un buen estado físico.

Primero deberán conocer qué tipos de alimentos existen, la conocida pirámide de los alimentos. A partir de los 4 años lo entienden perfectamente: vocabulario sencillo y nos ayudamos de imágenes.

Algo simple:

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 12.18.31

Además de conocer los alimentos, tienen que saber las proporciones que deben comer, de ahí la famosa pirámide. Para trabajar eso y ser más conscientes de lo que comemos en casa, podemos hacer un triángulo para ver qué comemos a lo largo del día. Es algo sencillo:

  • Coger revistas de alimentos que nos dan de propaganda y recortar los alimentos que solemos consumir. Podemos plastificarlos de alguna forma, como son recortes pequeños, con un trozo de celo gordo es perfecto y no nos supondrá ningún desembolso económico.
  • Hacemos un triángulo en un cartón, cartulina o folio en el que pondremos los grupos de alimentos, pongo una imagen.

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 12.03.13

  • A lo largo del día deberemos ir colocando los diferentes alimentos que hemos consumido y sus proporciones. Veremos si hemos comido equilibrado, de todo y si nos hemos excedido en los alimentos menos saludables.

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 12.03.24

¿Qué os parece? es una forma más tangible de hacer conscientes a los peques, todo es un proceso, poco a poco se van cambiando los hábitos, sobre todo, si queremos que se conviertan en HÁBITOS, si les imponemos algo será contraproducente y no llegará a nada. Mediante juegos, actividades, algún cuento, explicaciones sobre la alimentación, mientras comemos, en el supermercado… irán integrando los hábitos por los que apostemos en casa.

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 12.16.03

Para los más peques:

En el cole nos ayudamos de cartillas de motivación, eso sí, no premiar con un dulce o chuches, sería contraproducente, precisamente queremos que mejoren su alimentación! Una corona, una actividad que le guste, un cuento que motive la alimentación saludable… Hay muchas cosas chulas que pueden conseguir.

Captura de pantalla 2018-02-05 a las 12.15.46

Dicen que para adquirir un nuevo hábito es bueno trabajarlo durante 40 días, así que un mes no estaría mal, siempre es importante tener en cuenta el caso del niño o niña y lo que queremos trabajar y en función de eso preparar la cartilla de motivación.

¡Cuentos con los que motivar o premiar! ¡A ver qué os parecen estos!

La rebelión de las verduras.

la rebelion de las verduras

Cuentos cortos para comer de todo.

comer de todo

La Ardilla Maravilla no come porque es caprichosa.

cuentos alimentacion

¡A comer sano!

a comer sano

Come que te come.

come que te come

Yo me pregunto… Los alimentos.

los alimentos

¡Mira debajo! Los alimentos.

los alim

Son muy variados y hay un poquito para todas las necesidades.

Es un tema muy extenso, espero haber sintetizado bien o haber dado con algún consejillo que os pueda ayudar!

¡Ya me contaréis!

¡¡Feliz día!!

Ana 🙂

Share Button